fallas en septiembre

FALLAS EN SEPTIEMBRE

Artículo de Opinión

Desde que los clubes se convirtieron en Sociedades Anónimas Deportivas, empezaron a asomarse por el mundo del balón , personajes que seguramente en su vida lo más redondo que habían visto era una caja de zapatos, desde el “renacido” Jesús Gil , hasta el ínclito Ruiz de Lopera, a pintorescos como Caneda , etc., que con mayor o peor acierto “se jugaban” su dinero para hacer grandes al club de sus amores.

Pasado unos años empezó a aparecer en equipos europeos la figura del mecenas del petróleo, gas, millonarios por castigo que llegaban con fortísimas inversiones y atraían a jugadores que difícilmente hubieran jugado en esos clubes como cuando el recientemente retirado Etoo se marchó al Anzhi ruso tras jugar en el Inter de Milán.

Algunos como Abramovich en el Chelsea le dieron cierto cartel a nivel europeo al equipo londinense que hasta su llegada había conseguido 3 titulos nacionales y que posterior a su desembarco ascendieron a 22 titulos oficiales.

Faltaba que esa figura llegara al futbol español y tras una primera incursión casi chirigotera como fue la de Piterman en el Racing de Santander, se empezó a vender a inversión extranjera algunos clubes, en parte por necesidad para evitar que equipos desaparecieran por malas gestiones de directivos y otros buscando el preciado jeque que convirtiera equipos con gran masa social pero con pocos éxitos en el campo, como el Málaga CF, que tras una primera parte donde el equipo jugó Champions, hasta la actualidad donde reina la total locura.

A Valencia llegó como salvador Peter Lim empresario singapurense que en su primera temporada volvió a meter al equipo en la máxima competición europea después de una travesía desde la marcha de Emery y parecía que el conjunto ché volvía a la élite europea trás la autodestrucción pasada, pero parece que en la entidad levantina la palabra tranquilidad no existe.

Tras un verano de continuos reproches e indirectas entre directiva y cuerpo técnico, se decidió destituir a Marcelino, el entrenador que había vuelto a traer plata a las vitrinas del estadio de Mestalla y todo esto no es más que un espejo de lo que se han convertido los clubes, en meras empresas conde priman las ordenes de un tipo que no sabe de futbol que los sentimientos de miles de aficionados.

Con esta medida el aficionado valencianista no puede estar más que enfadado, ninguneado y decepcionado porque decisiones de este tipo , no hace más que dar ventajas a los equipos rivales por la lucha por la cuarta plaza que te lleve a Champions directamente y cómo hay que volver a empezar de nuevo con la liga comenzada con un entrenador como Celades, que ojo, es el que menos culpa tiene y que seguro se merecía que la oportunidad le llegara de otra manera y no encontrarse con ambiente enrarecido a las primeras de cambio y que tendrá el reto de ganarse a una plantilla que mayoritariamente estaba al lado del preparador asturiano.

El aficionado tiene que volver a animar a su equipo y olvidar todo lo que rodea externamente si no quiere sufrir este año donde volverá a pasear el escudo por los grandes estadios del viejo continente.

Y a los que mandan , que por favor dejen esto en manos de gente que sabe y no en personas que no tienen la pasión , el sentimiento y el corazón del aficionado.

En cuanto a los jugadores es el momento de demostrar la profesionalidad y personalidad suficiente para echarse al equipo a la espalda y ayudar que esa hinchada vuelva a vibrar como lo hizo en Benito Villamarín tras ganar brillantemente la Copa de SM el REY.